Mexicanos están más expuestos a enfermedades por largas jornadas laborales

Una persona es dos veces más propensa a padecer depresión si trabaja durante 11 horas al día, y si lo hace durante 55 a la semana, su riesgo de sufrir un infarto es 33 por ciento mayor, alertó Rodolfo Nava Hernández, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, quien recordó que México es el país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en el que se trabaja más al año (dos mil 246 horas) y donde las personas se retiran a la edad más avanzada (73 años, en una nación cuyo promedio de vida es de 75).

Explicó que parte del problema es generado por los patrones que organizan los esquemas laborales, pues los elaboran con “pocos acotamientos por parte de la autoridad”. “Ellos establecen los horarios de entrada y salida, salarios, niveles jerárquicos en las empresas y hasta las obligaciones de cada quien, al tiempo que entorpecen y frenan cualquier intento de impulsar mejoras en este ámbito”, señaló Nava Hernández.

El también coordinador de Salud en el Trabajo de la Facultad de Medicina recordó que mientras otras legislaciones en el mundo estipulan que una persona tendría que laborar 40 horas a la semana como máximo, la mexicana establece que deben ser 48 horas, sin contar tiempos extras.

Destacó entre algunas consecuencias de la carga laboral al estrés, problemas digestivos, debilitamiento del sistema inmunológico, aumento de la presión arterial, infertilidad y alteraciones en los ciclos del sueño, así como afectaciones en las relaciones familiares e interpersonales.

Por último, lamentó que México cuente “con una de las legislaciones más atrasadas en este punto”, pues ni siquiera reconoce como enfermedades laborales “a aquellas derivadas del estrés, pese a toda la literatura médica al respecto y a sus notorios impactos en el bienestar de los individuos”.

Fuente: Desinformémonos

Recomendados

Comenta

Comentarios

Leave a Comment

Actualidad. Música, Cine, Política y Más.