Trump está dando a las élites todo lo que quieren: Noam Chomsky

Desde su cubículo en la Universidad de Tucson, el lingüista, sociólogo e intelectual Noam Chomsky concedió una entrevista a Telesur en la que habló de la historia reciente de Estados Unidos, la estrategia hegemónica de esta nación y la función que tiene el gobierno de Donald Trump para conservar las corporaciones estadunidenses como dueñas del mundo, a costa del calentamiento global y el riesgo de un conflicto nuclear.

“Desde el punto de vista del poder, Donald Trump está haciendo daño, pero desde el punto de vista de las élites, les está dando todo lo que quieren. De hecho, lo que sucede en Estados Unidos, si lo piensan, es como una bola demoledora a dos niveles. Trump está consciente de que su papel es que la atención internacional esté enfocada en él en todo momento, cada vez que uno enciende la televisión, o abre un periódico, ahí está. Para mantener la atención pública sobre él, tienen que hacerlo parecer loco”. Subraya el intelectual que “todos los días hay una locura tras otra. Después inventa alguna mentira loca, como la de que a su inauguración asistió la mayor multitud de la historia, como si fuera algo importante”.

Chomsky sostiene que las corporaciones estadunidenses están conscientes de que el mundo puede ser destruido por el cambio climático y una guerra nuclear, simplemente no les importa, pues su único interés es la ganancia monetaria:

“Si vemos a Donald Trump o al secretario de Estado, Rex Tillerson, ello saben perfectamente que los seres humanos causamos el calentamiento global. Trump está construyendo muros alrededor de todos sus campos de golf para asegurarse que el mar no los destruya cuando éste suba de nivel, si bien aún no ha construido un muro en la frontera con México”.

Asevera que “la CIA no actúa por su cuenta. Es una agencia del Poder Ejecutivo. Ellos hacen lo que se les ordena. Una de sus tareas es permitir que el Ejecutivo diga que no sabe lo que está ocurriendo. Si algo sale mal, si se comete alguna atrocidad, se puede culpar de ello a la CIA, y el brazo ejecutivo, que es el que da las órdenes, tiene la posibilidad de deslindarse de toda responsabilidad. Así que cuando hablamos de la CIA, en realidad hablamos del centro ejecutivo del gobierno”.

Asimismo, Chomsky explica el reciente patrón de invasiones estadunidenses a diversos países, y asegura que después de la guerra de los Balcanes, el tema de la intervención humanitaria se volvió parte de la agenda internacional de Estados Unidos.

“El concepto de ‘ayuda humanitaria’ es muy interesante. Casi todo acto agresivo cometido por cualquier potencia está justificado por ‘motivos humanitarios’, desde el punto de vista del agresor, pero no desde el punto de vista de las víctimas. Está como ejemplo el bombardeo a Serbia de 1999. Sabíamos a detalle lo que pasaba ahí. Fuerzas con base en Albania entraban a Serbia y perpetraban ataques terroristas para provocar una reacción agresiva de los serbios, mismos que sirvieron como una justificación de la OTAN a la intervención de Estados Unidos”.

“Dicen que las pérdidas estimadas fueron altas en los dos bandos, como 2 mil. Cuando la invasión ocurrió, el general a cargo, Wesley Clark, informó a Washington que el ataque estadounidense empeoraría gravemente las atrocidades en el terreno porque Serbia no iba a responder atacando a Estados Unidos, sino atacando en el terreno. Serbia comenzó a expulsar de Kosovo a los albaneses y cometió atrocidades. Eso sí, recibió enorme cobertura de la prensa y Milosevic fue llevado al tribunal de La Haya acusado por sus crímenes masivos. Pero todos ellos, salvo una excepción mínima, ocurrieron tras los bombardeos estadounidenses”.

Fuente: La Jornada | TeleSUR

Recomendados

Comenta

Comentarios

Leave a Comment

Actualidad. Música, Cine, Política y Más.